Noticias - Hogar y Decoración

Glamur, brillo y mucha personalidad

Por: Jomar José Rivera Cedeño| jomar.rivera@gfrmedia.com

En varias ocasiones hemos hablado sobre las tendencias en color para la casa o lugar de trabajo. Sin embargo, sabemos que año tras año el mundo del diseño interior trae nuevas propuestas en cuanto a la decoración de paredes se trata. 

Si bien el “wallpaper” es una opción que suma elegancia a las estancias, existe una técnica que confiere innovación, dinamismo y brillantez, ideal para darle un toque diferente y atrevido a los espacios. Se trata de la pintura metalizada o con efecto brillante.

"Las texturas o texturizados de pared surgen de Europa. Se utilizaban porque inicialmente las estructuras se construían en piedra y cal y era una manera de hacer un tratamiento decorativo y a la misma vez 'empañetaba'", dijo la diseñadora de interiores Cristina Zabala Soler, CODDI. "Hoy día se utilizan para darle un toque a la pared, creando un punto focal en ella o para añadir calidez e interés visual", añadió.

Las paredes con colores brillantes han estado presentes en el diseño de interiores durante siglos, pero tal vez su uso se limitaba a espacios sumamente elegantes y con cierto aire glamuroso; sin embargo, hasta ahora, en la isla  no se habían presentado los tonos con un extra brillo agregado.

SI TE INTERESA: Nuevas superficies antibacterianas para tu baño

"La tendencia continúa y siguen surgiendo nuevas tecnologías y materiales aún más interesantes para añadir a ellas. Escarchado, metálicos, con arena, con piedras, con material reciclado, con material natural y muchos más es lo nuevo que propone el mercado", continuó la experta.

Zabala sostuvo que personalmente utiliza este tipo de pintura para complementar un interior, combinándolo con pintura regular y también con empapelados. 

“A veces, sobre todo en Puerto Rico, hay interiores difíciles de empapelar ya sea por humedad o por textura. También, el sol y  el ambiente pueden afectar significativamente. Por estas razones seguiremos viendo tendencias similares a estas”, comunicó. 

Antes de llevar esta tendencia a un interior, hay que tener en cuenta que solo es posible aplicarlo en paredes lisas, a ser posible sin ningún defecto. El brillo marca cualquier imperfección y es necesario que la pared esté perfectamente acabada.   

SI TE INTERESA: ¿Es posible refrescar una estancia sin aire acondicionado?

"Normalmente las paredes con este tipo de pintura van en tonos bastante llamativos y ambientes muy recargados, por eso es fundamental escoger un tono del que no nos vayamos a cansar rápido. Los más habituales son el rojo, el negro y el azul, pero es posible tener una pared con brillo en prácticamente cualquier color que se nos ocurra. Lo importante es saber combinarlo con la decoración del espacio", recomendó la interiorista.

A la hora de elegir  un estilo para esta tendencia, "el  clásico es el que mejor se adapta a las paredes con brillo", especificó. Su mobiliario y piezas decorativas se camuflan a la perfección. En ocasiones es habitual encontrarlas con molduras que dividen la pared o enmarcan piezas importantes como espejos o cuadros.  

De igual forma, los más arriesgados se atreven incluso a aplicarlo en paredes de ambientes más minimalistas con un resultado sorprendente y llamativo. "Indudablemente, la elegancia y potencia visual de estas pinturas son irresistibles", concluyó.